ORTO-K


Frena tu miopía

La Ortoqueratología (ORTO-K) es el único método demostrado que frena la progresión de miopía, por lo que nosotros especialmente se lo indicamos a los niños pero puede hacerse el tratamiento a cualquier persona que quiera prescindir de lentes de contacto, gafas, sin riesgos de cirugía y de forma reversible, de hecho, se adapta mucha gente aunque estén estables en su miopía.

Las lentes de contacto de Ortoqueratología tienen un diseño muy especial para realizar la terapia nocturna. Se usan mientras se duerme y moldean la cornea, sin alterar permanentemente su fisionomía, lo cual es importante ya que los ojos de los niños y adolescentes todavía están en fase de desarrollo.

Su hijo simplemente lleva las lentes por la noche y se las quita por la mañana al levantarse. El resultado es una visión clara durante todo el día, ya sea en clase o haciendo deporte.

NO MÁS...

  • Gafas rotas
  • Lentes de contacto perdidas
  • Ojos secos durante las clases (sequedad ocular)

El resultado del tratamiento debe igualar la visión conseguida con las correcciones tradicionales, gafas o lentes de contacto. Las lentes están diseñadas para tratar temporalmente la miopía, está demostrado que el uso de lentes ayuda a retrasar o incluso parar la progresión de la miopía.

Estas lentes pueden dar solución a problemas que no se resuelven mediante el uso de gafas o lente de contacto tradicionales.

Desde que fueron aprobadas por la FDA en 2002, estas lentes han sido publicitadas únicamente a profesionales de la visión. Los cuales deben de conseguir una certificación antes de poder utilizar este producto.

La mayoría de los pacientes alcanzan resultados espectaculares en los primeros días. Normalmente la terapia queda completada en 1-2 semanas.

Si. Parte de su seguridad radica en el hecho de que, es una terapia reversible, si su hijo deja de usar estas lentes, su visión volvería a los niveles anteriores (graduación anterior). Además no se advirtieron efectos adversos durante las investigaciones realizadas por la FDA americana.

Acudiendo a un profesional de la visión que esté certificado para la realización de esta terapia.